¿Se puede trabajar con una Incapacidad Permanente absoluta?

¿Tienes reconocida una incapacidad permanente absoluta o una gran invalidez y te preguntas si es posible trabajar por cuenta ajena o propia?

La respuesta es SI que se puede trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia SIEMPRE QUE DICHO TRABAJO NO IMPLIQUE UNA MEJORA EN EL ESTADO DEL TRABAJADOR.

Dicho de otra manera, se puede trabajar con las capacidades residuales de la persona que tenga la incapacidad si dicho trabajo no significa que se produzca una mejora en el estado del trabajador.

El artículo 141.2 de la Ley General de la Seguridad Social indica: “2. Las pensiones vitalicias en caso de invalidez absoluta o de gran invalidez no impedirán el ejercicio de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.”

El Tribunal Supremo así lo ratifica estableciendo por ejemplo en su Sentencia de 14 de julio de 2010, siguiendo doctrina previa (SSTS de 23 de abril y 22 de diciembre de 2009), que no debe revisarse una incapacidad permanente absoluta como consecuencia de la realización de cometidos laborales por cuenta ajena compatibles con la capacidad residual del beneficiario, cuando no se ha producido una mejora que justifique dicha revisión y el cuadro patológico del trabajador ha permanecido inmodificado desde la fecha de su reconocimiento, de manera que queda constatado que las dolencias permanecen inmodificadas.

De una manera resumida, se puede resumir dicha doctrina del Tribunal Supremo en:

a).- Las dificultades que entraña el propio juicio de Incapacidad Permanente Absoluta, pues la calificación de Incapacidad Permanente es un juicio problemático de las expectativas de empleo;

b).- La literalidad del precepto -art. 141.2 LGSS/94 – apunta a la plena compatibilidad trabajo/pensión [«la pensiones … no impedirán … aquellas actividades… compatibles»], al no establecer límite alguno a la simultaneidad referida, siendo de destacar que remisión a la regulación reglamentaria se hace exclusivamente en el apartado primero del precepto, para la Incapacidad Permanente Temporal;

c).- La opción interpretativa contraria llevaría a hacer de mejor condición al trabajador declarado en Incapacidad Permanente Temporal [legalmente apto para cualquier actividad que no sea la profesión u oficio para la que haya sido declarado inválido] que al incapaz declarado en Incapacidad Permanente Absoluta [al que se le negaría toda actividad -e ingresos- extramuros de la marginalidad];

d).- La incompatibilidad de que tratamos tendría un cierto efecto desmotivador sobre la reinserción social y laboral de quien se halla en Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez, pues aunque las cotizaciones satisfechas por el nuevo trabajo habrían de tener eficacia respecto de prestaciones futuras [pensión de Jubilación/nueva prestación por Incapacidad Permanente Absoluta; con independencia del régimen de incompatibilidad de pensiones y del derecho de opción que establece el art. 122 LGSS ], lo cierto es que la suspensión de la pensión por la percepción de ingresos debidos al trabajo ordinario [consecuencia impuesta -se dice- por la lógica del Sistema] privaría prácticamente de estímulo económico a una actividad que con todo seguridad ha de realizarse con considerable esfuerzo – psicofísico- por parte del inválido.

e) Este planteamiento cobra pleno vigor si se atiende a las nuevas tecnologías [particularmente informáticas y de teletrabajo], que consienten pluralidad de actividades laborales -a jornada completa- a quienes se encuentran en situaciones de Incapacidad Permanente Absoluta o Gran Invalidez, de manera que la compatibilidad ahora defendida representa -en el indicado marco de actividades sedentarias- un considerable acicate para la deseable reinserción social de los trabajadores con capacidad disminuida.

En resumen, dependerá del trabajo que se desempeñe, las causas que han originado la Incapacidad Permanente Absoluta o la Gran Invalidez y la que venía siendo la profesión habitual para valorar si es posible o no es posible desempeñar una profesión que sea compatible con dichos estados.

Para cualquier duda puede consultarnos y le ayudaremos a resolverá, pinchando aquí.

Se han cerrado los comentarios