Quien tiene obligación de presentar el Impuesto de la Renta.

Como cada año, con el mes de abril se abre, hasta el próximo 30 de junio, el periodo voluntario para llevar a cabo la presentación de la declaración correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Física.

Una vez abierto este periodo cabe plantearse una cuestión que, si bien debería ser un trámite de fácil resolución, debido a la cambiante, dispersa y muchas veces farragosa normativa del IRPF puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Dicha cuestión es ¿estoy obligado a presentar la declaración de la renta este año?

Debemos partir del punto de que la Ley Tributaria ha configurado diversos supuestos en los que  entiende que hemos percibido una renta sujeta a tributación, por lo que cualquier decisión individual que determine si se va a presentar la declaración de la renta o no, requiere de una reflexión previa en la que nos planteemos aquellos hechos de trascendencia económica que se hayan sucedido en el ejercicio objeto de declaración (sucesión de empleos con distintos empleadores, imputación de rentas inmobiliarias, venta de inmuebles, etc.) y que puedan someternos a la  irrenunciable obligación de declarar.

Tal y como hemos anticipado antes, la normativa que regula la materia está dispuesta de manera tal que puede inducir a confusión más que resultar una verdadera ayuda para el contribuyente.

No obstante, a continuación intentaremos señalar de la manera más esquemática y sintética posible aquellas circunstancias que, de darse, nos meterán de lleno en el saco de aquellos que deben saldar sus cuentas anuales con Hacienda antes del 30 de junio.

La normativa del IRPF establece el deber de declarar como la norma general entre aquellas personas físicas residentes en España; no obstante, inmediatamente después enumera el elenco de supuestos en virtud de los cuales la obligación de declarar desaparece, supuestos en los que los contribuyentes hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

a) Rendimientos del trabajo personal (salario derivado de una relación laboral), iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:

  • Siempre que procedan de un solo pagador.
  • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía  no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.
  • Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, Planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146).

El límite se fija en 12.000 euros anuales en los siguientes supuestos:

  • Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
  • Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

Tienen la consideración en 2015 de rendimientos del trabajo sometidos a un tipo fijo de retención:  las retribuciones percibidas por la con­dición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos (retención del 37%), así como los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elabo­ración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación (retención del 19% hasta el 12 de julio de 2015 y del 15% desde dicha fecha hasta el 31 de diciembre de 2015).

b) Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimonialessometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.

A partir del 1 de enero de 2014 se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.

c) Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan en 2015 rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen  los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución.

Estos límites aplicarán tanto en tributación individual como en la conjunta.

Por último señalar que estarán obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas a las descritas anteriormente o cuando se superen los importes máximos señalados.

Como se dijo cuando el hombre pisó la luna por primera vez, una vez determinada su obligación de declarar o no, el contribuyente habrá dado un pequeño paso en cuanto a tiempo empleado, pero un gran paso en lo que al cumplimiento con Hacienda se refiere.

Para cualquier duda, quedamos a su disposición para resolvérsela, pudiendo contactar a través del formulario de contacto.

 

Deja un comentario