Multa por señal de tráfico en valenciano, catalán, gallego o vasco.

¿Qué pasa si te multan por incumplir una señal de tráfico en valenciano, catalán, vasco o gallego?

No te preocupes, podrías estar de suerte, siendo por ello recurrible la sanción.

El artículo 56 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial establece que “Las indicaciones escritas de las señales se expresarán al menos en el idioma español oficial del Estado”.

Y el artículo 138 del Reglamento General de Circulación dice lo siguiente:

“Las indicaciones escritas que se incluyan o acompañen a los paneles de señalización de las vías públicas, e inscripciones, figurarán en idioma castellano y, además, en la lengua oficial de la comunidad autónoma reconocida en el respectivo estatuto de autonomía, cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha comunidad.

Los núcleos de población y demás topónimos serán designados en su denominación oficial y, cuando fuese necesario a efectos de identificación, en castellano”.

Es decir, ambos preceptos normativos obligan a que “las indicaciones escritas de las señales de tráfico se expresen al menos en el idioma oficial del Estado y además, en la lengua oficial de la Comunidad Autónoma cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha Comunidad”.

Por ello, en el caso en que seas sancionado por incumplir una señal que no estaba redactada en castellano, siempre y cuando su contenido no pudiera haberse deducido por el infractor, ésta será nula.

Tal incumplimiento por parte de la Administración se pone de manifiesto en el Auto del Juzgado de lo Contencioso- administrativo número 1 de Lérida, de 15 de abril de 2011 (rec. 53/2011), cuando dice:

“(…)existe por parte de la Generalidad de Cataluña otro preocupante incumplimiento sistemático, cuando no desobediencia abierta y deliberada, de lo establecido en el artículo 56 de la Ley de Seguridad Vial (Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial),que impone que “las indicaciones escritas de las señales se expresarán al menos en el idioma español oficial del Estado”. Como es sabido, la Ley de Seguridad Vial, tal y como señala su art. 2º , es aplicable a todo el territorio nacional (es decir, a toda España) y por tanto también a Cataluña como parte integrante de la Nación española que es. En el caso en que la señalización que ha dado lugar a esta sanción o contenga informaciones complementarias redactadas omitiendo el idioma castellano, habrá que considerar dicha señalización fuera de la legalidad, así como cualquier acto que la Administración regional catalana pretenda derivar de una señalización ilegal. No sólo en éste, sino en cualquier otro supuesto en que se aprecie de oficio este problema de posible y grave incumplimiento de la legislación básica del Estado en ejercicio de una competencia, además, exclusiva del Estado; además de la posible y expresa declaración de falta de lealtad institucional por parte de la Administración regional catalana.(…)”.

Deja un comentario