Incapacidad Temporal del trabajador

La incapacidad Temporal en un trabajador

Para los trabajadores por cuenta ajena que estén en el régimen de la Seguridad Social, es el periodo en el cual, a causa de un accidente o enfermedad, se encuentra impedido temporalmente para el trabajo y necesita asistencia médica.

Puede ser por dos tipos de causas:

    – Enfermedad o accidente no laboral.

    – Accidente o enfermedad laboral.

Durante el periodo de Incapacidad Temporal, el contrato de trabajo está suspendido pero se mantienen una serie de obligaciones, entre ellas que el empresario debe de abonar el pago del subsidio y su retención a cuenta del IRPF, cotizar a la Seguridad Social por el trabajador, a parte de la reserva del puesto de trabajo y el cómputo del tiempo de la Incapacidad Temporal a efectos de antigüedad.

¿Cómo se declara la Incapacidad Temporal?

El INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) es el único competente para declarar la situación de Incapacidad Temporal (declarar la baja) del trabajador, sea cual sea la causa que provoque la baja.

Será el INSS igualmente el que declarará el origen de la causa que provoca la baja, es decir si se trata de una enfermedad o accidente no laboral o si se trata de un accidente o enfermedad laboral.

Dicha declaración se podrá recurrir tanto por el trabajador como por la mutua colaborada de la Seguridad Social.

El parte de baja no tiene carácter retroactivo, solo se puede emitir en la fecha del reconocimiento por parte del facultativo.

¿Qué requisitos debe reunir el trabajador?

Para ser beneficiario deberá estar afiliado y en alta en la Seguridad Social, y depende del origen de la causa que provoca la baja, un periodo de cotización mínimo que es:

  • Enfermedad común: 180 días cotizados, dentro de los 5 años anteriores.
  • Accidente no laboral: No es necesario periodo mínimo de cotización.
  • Accidente y enfermedad profesional: No es necesario periodo mínimo de cotización.

¿Cuándo se empieza a percibir el subsidio por IT?

Depende la causa:

  • Accidente profesional: Desde el día siguiente al de la baja en el trabajo. El día del accidente lo paga el empresario.
  • Enfermedad común y accidente no profesional:

                        – Los tres primeros días no se pagan salvo acuerdo.

                        – Del 4º día al 15º, los paga el empresario.

                        – A partir del 16º día, la entidad gestora que corresponda a través del empresario.

¿Durante cuánto tiempo se percibe el subsidio por IT?

En principio hasta que se le dé el alta al trabajador, pero en todo caso existe un máximo:

            Plazo máximo: 365 días.

            Prórroga: 180 días.

            Plazo para examinar al interesado a efectos de concederle la Incapacidad Permanente: 3 meses más.

            Plazo máximo para calificar la Incapacidad Permanente: 730 días desde el inicio de la Incapacidad Temporal.

¿Quién realiza los partes de baja durante el tiempo que dure la IT y qué ocurre si llego al máximo de duración?

Durante los 365 primeros días, el control de la situación de baja se realiza mediante la emisión de los partes de baja y dichos partes y control del trabajador lo puede realizar la mutua o el INSS, dependiendo de con quien lo tenga concertado el empresario.

Transcurrido los primeros 365 días hasta los 545 días, el control de la situación de baja del trabajador es exclusiva del INSS.

Después de 545 días, si el trabajador continua en periodo de baja (I.T.), finaliza dicha situación y dentro de los 3 meses siguientes, el INSS ha de examinar al trabajador a los efectos de declarar o no la situación de incapacidad permanente. Es decir, si se llega al máximo del periodo de Incapacidad Temporal (545 días), el trabajador no puede seguir estando de baja y es el INSS quien decide entre darle el alta o bien declararle en estado de Incapacidad Permanente. En todo caso hasta el momento en que el INSS resuelva dar el alta o la Incapacidad Permanente, el trabajador sigue recibiendo el subsidio por Incapacidad Temporal.

Excepcionalmente, podrá alargarse el periodo de I.T. hasta un máximo de 730 días (2 años) en aquellos casos que sea aconsejable por la necesidad de continuar con un tratamiento médica o por la expectativa de recuperación del trabajador.

¿Qué ocurre si hay una recaída por el mismo motivo?

Si se ha terminado la duración máxima del subsidio (545 días naturales), dependerá de:

  • Si han transcurrido 180 días desde el transcurso del periodo máximo, se considera como un nuevo procedimiento de baja por I.T.
  • Si no han transcurrido 180 días desde la denegación de la incapacidad permanente, puede iniciarse un nuevo periodo de baja por I.T. cuando el INSS considere que puede recuperar su capacidad laboral.

Si no se ha terminado el periodo máximo de duración del subsidio (545 días naturales) y se ha dado el alta antes al trabajador:

  • Si se produce en el plazo de los 180 días siguientes desde que se le dio el alta al trabajador. En ese caso se vuelve a declarar la baja del trabajador, se entiende que al ser una recaída del procedimiento el momento de inicio de la baja es la primera baja que se concedió por la misma patología y será desde dicha fecha la que se computará el periodo máximo de Incapacidad Temporal.
  • Si se produce una vez hayan transcurrido los 180 días siguientes desde el alta del trabajador, se entiende que estamos ante un nuevo procedimiento de Incapacidad Temporal y se inicia de nuevo el proceso.

¿Y si se produce una baja por una enfermedad o patología distinta?

Se inicia un nuevo proceso de Incapacidad Temporal, independientemente de que hayan transcurrido o no 180 días desde el alta del periodo anterior de I.T.

¿Quién paga la prestación por Incapacidad Temporal?

Dependiendo de que con quien haya concertado el empresario la cobertura de la prestación, podrá ser el INSS, una mutua o el mismo empresario mediante una colaboración voluntaria con el INSS.

Y depende del motivo:

  • Contingencia profesional:

                        – Día del accidente. El empresario.

                        – Desde el 1º día de baja: La entidad gestora o la mutua.

  • Contingencia comunes:

                        – Los tres primeros días no se pagan salvo acuerdo.

                        – Del 4º día al 15º, los paga el empresario.

                        – A partir del 16º día, la entidad gestora que corresponda a través del empresario.

¿Quién da el alta?

Es el INSS quien concede el alta al trabajador, bien sea a través de su Servicio Público de Salud o bien a través de un inspector médico del INSS.

La mutua no puede conceder el alta, si bien puede proponer al INSS la propuesta de alta y será esta quien decida. En todo caso deberá notificar al trabajador de que se ha propuesto al INSS el alta.

¿Qué ocurre si transcurridos 365 días me deniegan la prórroga de la IT y me dan el alta automáticamente?

El trabajador deberá recurrir en el plazo de 4 días naturales manifestando su disconformidad.

El Servicio Público de Salud puede denegar el recurso y confirmar el alta o estimar el recurso y prorrogar la situación de I.T.

En el caso de no pronunciarse en el plazo de 11 días naturales el Servicio Público de Salud se entiende que adquiere plenos efectos el alta.

¿Qué puedo hacer si no estoy conforme con el alta?

Las altas médicas son recurribles ante los Juzgados de lo Social con los siguientes requisitos:

Reclamación previa: A excepción del alta al agotarse el plazo de 365 días, el resto de altas se tienen que impugnar presentado reclamación previa en el plazo de 11 días desde la notificación de la resolución del alta.

En caso de que se desestime el recurso, habrá que presentar la correspondiente Demanda en impugnación del alta médica dentro de los 20 días siguientes a la notificación de la denegación o cuando se entiende denegada por silencia administrativo.

El mes de agosto es hábil a los efectos de impugnación de altas.

¿Qué obligaciones tiene el trabajador durante el periodo de baja?

– Presentar a la empresa copia de los partes médicos de baja y de confirmación de baja en el plazo de 3 días desde su expedición.

– Presentar una copia del parte médico de alta a la empresa dentro de las 24 horas siguientes.

– Comparecer a los reconocimientos médicos convocados por las entidades gestorías o colaboradores (mutuas). ¿Qué ocurre si no acude el trabajador a un reconocimiento?

En caso de no acudir a un reconocimiento médico, se procede a suspender cautelarmente el subsidio desde el día siguiente fijado para el reconocimiento y se le concede un plazo de 10 días hábiles para justificar el motivo de la ausencia.

Si se justifica la ausencia en los 10 días siguientes, se levanta la suspensión cautelar y se procede a rehabilitara el pago en la fecha en la que quedó suspendido.

En caso de no justificarlo dentro de los 10 días siguientes, se declara la extinción del derecho al subsidio por I.T. y se le expide el alta al trabajador por incomparecencia.

Se entiende que la incomparecencia está justificada:

       – Cuando el trabajador aporta informe emitido por el médico del servicio público de salud que indique que la personación en el reconocimiento era desaconsejable debido a su situación clínica.

            – Si se hubiera realizado la cita con un plazo previo inferior a 4 días hábiles.

            – Si se acredita otra causa suficiente para justificar su ausencia.

Si necesita asesoramiento jurídico o tiene cualquier duda no dude en contactar a través del formulario de contacto.

 

 

 

Deja un comentario