Despido verbal y tácito. Cómo actuar.

El despido siempre debe comunicarse por escrito por lo que si un trabajador es despedido de manera verbal, al no existir un documento que lo justifique, deberá actuar para poder acreditar dicho despido.

¿Cómo puede el trabajador probar que ha sido despedido?

Puede dirigirse al empresario acompañado de testigos requiriéndole para que le readmita o le confirme que ha sido despedido, o bien puede enviar un burofax inmediatamente después del despido para que la empresa se pronuncie sobre si se ha producido o no dicho despido.

Es importante que el trabajador pueda acreditar que ha sido despedido para poder demostrarlo en un juicio posterior, por ello debe actuarse de manera rápida, clara y contundente.

Debe destacarse que no sería suficiente para acreditar el despido la presentación de la papeleta de conciliación.

¿Y qué ocurre si el despido es tácito?, es decir, si se produce un despido pero no se le comunica al trabajador.

Se da dicha situación cuando por parte del empresario se llevan a cabo hechos que revelan la intención inequívoca del empresario de despedir al trabajador, por ejemplo cuando no da trabajo a un trabajador, se le impide el acceso a la empresa, se cierra la empresa o acciones que llevan aparejadas un impago del salario.

En estos casos igualmente el trabajador debe acudir con testigos a la empresa o enviar un burofax para que le indiquen si ha sido o no despedido, y así poder acreditarlo posteriormente en un juicio si fuese necesario.

Despedir a un trabajador incumpliendo el requisito de la comunicación por escrito de dicho despido provoca que sea éste sea declarado como despido improcedente.

El despido siempre tendrá que realizarse por escrito y en dicho documento o carta deberán constar los hechos que lo motivan y la fecha de despido.

Por ello, es importante que, en caso de que el trabajador sea despedido de manera verbal o tácita, se actúe rápido para poder acreditar que efectivamente el trabajador ha sido despedido y la fecha en que este se produce. En caso contrario, supongamos que el trabajador no acude a su puesto de trabajo dando por bueno el despido verbal, al no constar acreditado el despido podría la empresa proceder a un despido disciplinario.

Para cualquier otra duda quedamos a su disposición, aquí.

Se han cerrado los comentarios