Despido improcedente o nulo en concurso de acreedores.

Has sufrido un despido y la empresa para la que trabajas esté inmensa en un concurso de acreedores,  te explicamos como actuar:

Puede darse en dos situaciones, antes o después de la declaración de concurso de acreedores.

· Si tu despido se produce con el concurso de acreedores ya declarado: En ese caso, la indemnización del despido se considera como un crédito contra la masa, tiene prioridad para el cobro frente a otros créditos concursales y deberá de pagarse a su vencimiento si no no se ha declarado la insuficiencia de masa activa. Recuerda que tanto las cantidades por salarios devengadas desde la declaración judicial del concurso de acreedores como las del despido, tienen consideración de créditos contra la masa, tal y como establece el artículo 91 de la Ley Concursal, y tienen prioridad para su cobro.  Y que en caso de que te adeuden salarios anteriores a la entrada en concurso de la empresa, tienen consideración de crédito contra la masa los 30 últimos días de salario devengados ante del concurso que hayas trabajado.

Si la empresa tiene dificultades para abonarte dichas cantidades, es recomendable que acudas al FOGASA, para su cobro dentro de los límites establecidos.

Será requisito para acudir al FOGASA que el Administrador Concursal te haga un certificado con las cantidades adeudadas y la calificación que tienen dichos créditos.

· Si tú despido en anterior a la declaración de concurso: En el caso en que tu despido sea anterior a la declaración de concurso, la indemnización por despido tendrá carácter de crédito concursal, no teniendo la prioridad de crédito contra la masa. En ese supuesto, recuerda que si te adeudan salarios, los 30 últimos días de salario son considerados créditos contra la masa y tienen prioridad en el cobro.

Ahora bien, si tu despido es declarado improcedente o nulo antes de dicha declaración de  concurso, y se procede a tu readmisión posteriormente a la declaración de  éste, o bien no te readmiten, el importe de la indemnización por despido improcedente o nulo será considerado como crédito contra la masa, así como los salarios de tramitación que se devenguen después de la entrada del concurso, no antes.

Por tanto, será crédito contra la masa la indemnización por despido improcedente correspondiente a la extinción de la relación laboral acordada con posterioridad a la declaración de concurso por la no readmisión del trabajador y los salarios de tramitación correspondientes al periodo posterior de dicha declaración de concurso, aunque el despido fuera acordado con anterioridad a la declaración de concurso.

Igualmente debes de acudir al FOGASA como ya hemos comentado anteriormente, para asegurarte el cobro de las prestaciones al menos dentro de los límites que establece el Fondo de Garantía Salarial. Todo ello con la certificación de las cantidades adeudadas por el Administrador Concursal.

Así lo establece la Sentencia del Tribunal Supremo, sala de lo Civil de fecha 24 de julio de 2.014, nº 3567/2014.

Para cualquier duda que tengas con los concursos de acreedores o tu situación, puedes consultarnos sin compromiso y sin coste pinchando, aquí.

Se han cerrado los comentarios