Concurso de acreedores. Contratos de trabajo y despidos.

¿La empresa en la que trabajas ha entrado en concurso de acreedores y no sabes que hacer?

La declaración de concurso de acreedores no tiene en principio efecto sobre los contratos de trabajo, todo sigue rigiendo de la misma manera manteniéndose los contratos de trabajo, pero pasando a ser el Juez del Juzgado de lo Mercantil el competente para conocer y juzgar en los supuestos de expedientes de modificación sustancias de las condiciones de trabajo de carácter colectivo, incluidos los traslados colectivos, y de suspensión o extinción de las relaciones de trabajo en que sea empleador el empresario, y en materia de suspensión o extinción del personal de alta dirección.

Así, será necesario un procedimiento similar al extinto de expediente de regulación de empleo (E.R.E.) para tramitar la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, incluidos traslados colectivos, de suspensión de contratos, reducción de jornada y de extinción colectiva.

Es importante indicar que una vez se declara el concurso de acreedores, no pueden iniciarse nuevas ejecuciones frente al patrimonio del concursado, salvo que se hubieren embargado bienes con anterioridad a la declaración de concurso y los mismos no resulten necesarios para la continuación de la actividad empresarial del concursado.

En cuanto a los despidos colectivos, será competente el juez del concurso, considerándose despido colectivo (art. 51 Estatuto de los Trabajadores) la extinción de contratos de trabajo fundada en causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, cuando en un periodo de 90 días afecte a:

  • 10 trabajadores, en empresas de hasta 100 trabajadores.

  • 10% de los trabajadores en empresas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.

  • 30 trabajadores en empresas que ocupen 300 o mas trabajadores.

  • Asimismo es colectiva la extinción que afecte a la totalidad de la plantilla de la empresa, siempre que el número de trabajadores afectados sea superior a 5 y se haya producido el cese total de la actividad empresarial fundada en aquellas causas.

Si el despido afecta a 5 o menos trabajadores, o no se encuentra incluido en los anteriores supuestos, no será necesario efectuar el despido siguiendo los cauces del despido colectivo, siendo el Juzgado de lo Social que resulte el competente para conocer de estos asuntos.

Si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto con nosotros, sin ningún coste ni compromiso, pinchando aquí.

Se han cerrado los comentarios