Como calcular plazo de prescripción de una infracción.

¿Cómo computar el plazo de prescripción de una infracción?

En ocasiones, la Administración nos impone sanciones por la comisión de infracciones ya prescritas. Pero, ¿cómo podemos saber si efectivamente es así? Lo explicaremos con un ejemplo, en materia de tráfico. Imaginemos que un Ayuntamiento nos dirige una notificación por la comisión de una infracción LEVE cometida el día 14 de octubre de 2015. Dicho Ayuntamiento en la notificación indica que el procedimiento sancionador se inició el día 12 de enero de 2016, pero sin embargo, no nos notifica el inicio del procedimiento hasta el día 1 de febrero de 2016. ¿Qué podemos hacer?

El artículo 92 del Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial aprobado por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, -aplicable ratione temporis a ese supuesto- establece que el plazo de prescripción de las infracciones leves será de tres meses y comenzará a contar a partir del mismo día en que los hechos se hubieran cometido.

Y en relación con el plazo de prescripción de las infracciones el artículo 132.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre señala que:

“comenzará a contarse desde el día en que la infracción se hubiera cometido. Interrumpirá la prescripción la iniciación, con conocimiento del interesado, del procedimiento sancionador, reanudándose el plazo de prescripción si el expediente sancionador estuviera paralizado durante más de un mes por causa no imputable al presunto responsable”.

Es decir, sentado que el plazo de prescripción de la infracción presuntamente cometida es de 3 meses, el diés a quo* para computarlo es claro, coincide con el día en que se cometió la infracción (14 de octubre de 2015).

Sin embargo, respecto al diés ad quem**, la jurisprudencia ha venido estableciendo que no puede ser el día en que se incoa el procedimiento sancionador, sino el día en que se notifica el acuerdo de incoación al interesado, y éste tiene conocimiento.

Eso tiene sentido porque, sólo cuando el interesado tiene conocimiento del inicio del procedimiento sancionador es cuando produce efectos tal acto, y ello se produce con la notificación de dicho acto. Ello se corrobora con el contenido del artículo 132.2, citado, en virtud del cual, sólo se interrumpe el plazo de prescripción de la infracción cuando el interesado tiene conocimiento de la incoación del procedimiento sancionador, es decir, con la notificación. Argumento éste acogido por el Tribunal Supremo (Sentencia 6067/2012, de 20 de septiembre de 2012 (rec. núm. 4482/2009), cuando dice en su FJ.5º:“Como sabemos, la incoación del expediente interrumpe la prescripción siempre que aquélla llegue al conocimiento del interesado (artículo 132.2 de la Ley 30/1992)”. Sólo así se da cumplimiento al derecho a la tutela judicicial efectiva y al principio de seguridad jurídica.

Lo anterior trasladado al supuesto ejemplo conlleva que, la infracción leve cometida ha prescrito al haber notificado el Ayuntamiento al interesado el día 1 de febrero de 2016.

*Se dice del día a partir del cual (luego de su expiración) se comienza a contar un plazo procesal o legal de caducidadprescripción.

**Término utilizado para indicar el último día de un plazo procesal o de prescripción.

Deja un comentario